• Orizzonte Atlantico

La luz es una gracia: "Origen" de Ana Vega



Origen explora la tensión entre luz y palabra, dos instancias de las que la escritora y poetisa asturiana Ana Vega intuye la complementariedad en el ámbito particular de la curación en tanto vuelta al origen de sí.

La luz – irrupción tan suave / y tan violenta, acontecimiento originario que reforma ex abrupto el espacio interior – es el auténtico protagonista de estos versos, otras tantas variaciones sobre el tema de la laboriosa y esperanzada espera de un renacimiento. Luz que sana, que revela repentina y totalmente sí misma y el sí, que muestra a cada quien el puerto del que algún día, sin darse cuenta y sin quererlo, se despidió, aquello que has dejado de ser / o de soñar / para poder seguir viviendo… (¡aquí está el origen!).


Luz como embestida y oleaje que sin embargo tiene también un otro significato: el de interrupción (en positivo) de aquella lenta, paciente y cuidadosa labor de búsqueda (negativa), propia del sujeto que contempla su propio reflejo sin reconocerse:

Limar hasta romperse

esta piel

o apariencia

que ha ocultado

todo principio de ser.


Y también:


Volver a cierto origen

desconocido,

una niñez partida

y una mujer que en poco

o nada se reconoce

ahora frente al espejo.

En este introvertido escarbar hacia el origen, hacia la luz, la palabra se ofrece en tanto herramienta, ancla y faro, Cartografía del abismo / por recorrer. No hay que perder de vista, sin embargo, que el lenguaje es aquí también una presenza ambigua, capaz de redimir sólo en apariencia o en un sentido comprensible solamente tras reflexionar sobre dos aspectos de esta dialéctica.

El primero: en tanto cartografía, el lenguaje es conciencia, al mismo tiempo, de posición y de dirección, del lugar que hemos llegado a ser y de la meta che hemos estado - de distancias y no de compresencias, entonces - así que el disparar de la luz impone una manera de ver que es inmediatamente recordar (los pies que crecen hacia el subsuelo / hasta encontrar la forma definitiva, / esa pequeña huella infantil, reenvían a un claro regressus ad uterum). Ver es caminar hacia atrás.

El segundo: por lo mismo que empuja hacia aquel origen que todo lo antecede, incluída la propia palabra, el lenguaje puede tan sólo aludir a la dirección de ese caminar hacia atrás, pero nunca nombrarla. Mas si la meta no se puede “decir”, es muy improbable que sea posible, a partir de ella, diseñar el camino; a lo mucho, la meta podrá sugerir (que hay) una distancia por recorrer. El propio término “luz” no es otra cosa sino un nombre impreciso para un acontecer intraducible e innombrable. Y hemos aquí toda la dramaticidad de un destino que no hay mística que no conozca: aquella labor tan sólo puede preparar, pero nunca determinar, el disparar de la luz; aquella labor, aunque indispensable, no puede ser más que ejercicio de preparación y espera. Entre la labor de la palabra y la irrupción de la luz es fatal una discontinuidad: ora et labora, aunque, en definitiva, la luz es una gracia.


Alberto Asero


________________

Origine è stato insignito del primo premio per la poesia edita dal VII Premio Letterario Internazionale Indipendente (Italia, 2019).

© 2020 Orizzonte Atlantico, Italia

Agenzia letteraria, P.IVA 12184030018

Associazione culturale, CF 94078090019

  • LinkedIn
  • YouTube
  • Facebook